Las rutas interpretativas

Las rutas interpretativas de diversa temática (histórica, social, cultural) se realizan en los espacios naturales, rurales o urbanos y se dirigen al público en general o a un sector específico de la población interesado en una cuestión en particular.

Hace poco tiempo nos vendían casi de todo con aloe vera. Era el plus que todo producto debía tener (hasta bragas con aloe vera). Ahora toca la ruta con el aloe interpretativo o temático.

En el medio natural me gustan las rutas deportivas y en según qué ocasiones, me gustan también las interpretativas. Pero lo que más me gusta en el medio natural son las rutas que combinan la componente deportiva y la componente interpretativa.

Son mis gustos y no pido perdón por ellos!!

Puedo comprender que en las rutas en el medio natural haya gente que rechace la componente interpretativa y quiera sólo quedarse con la deportiva (como cuando vamos al cine para evadirnos, y no para ver un intenso documental en VO… aún así el deporte es cultura, nos guste o no).

También puedo comprender a los que rechazan la componente deportiva y se quedan solo con la interpretativa (no sólo de rumba vive el hombre).

Lo que no puedo comprender es el aura de superioridad cultureta que creen desprender los que hacen rutas con el supuesto plus interpretativo… parece que cuando haces rutas interpretativas eres más sostenible, alegre y comprometido, más jatorra que cuando haces rutas puramente deportivas.

La autoconcedida superioridad cultureta… ahora también en el medio natural por obra y gracia de la componente interpretativa. Es incluso más difícil de tragar que en el medio urbano por cuanto que en el medio natural el cultureta, además de superioridad moral, cree tener algún tipo de superioridad ekolojika que le permite ser aún más sostenible que el resto de usuarios de los espacios naturales.

Después de la moda de las rutas extrem-nonstop-ultra-rompe-quiebra-almas de hace unos años (otras bragas con aloe vera), llegan ahora las rutas “mejoradas” con el adjetivo “interpretativo”. En la montaña hemos pasado por el supremacismo racial, por los ranciores nacionalistas de destino en lo universal, por la infantil exaltación de localismos oprimidos, por el übermensch ultratrail y ahora llega el culturetismo (que como todos los anteriores… se cree superior).

Y ojo que lo próximo parece que serán las rutas chamánicas, en comunión con la tierra, el reiki… hacer el amor con la naturaleza… que estará muy bien hoyga, sobre todo si los que toman esa opción no se creen mejores que los demás y en consecuencia, tratan de imponer su punto de vista particular.

En cualquier caso, una ruta interpretativa en el medio natural suele requerir cierta capacidad física… así pues, lo que para uno es una ruta puramente interpretativa, para otro puede ser la ascensión al Everest sin oxígeno: adrenalina 10/10, serotonina 0/10. Endorfinas para todos.

Entonces, cuando la administración reclama que el uso público de los ENP debe ser interpretativo, y no deportivo… la clasificación de una ruta como interpretativa o como deportiva se hace sobre la base de determinadas capacidades físicas? Si Beau Brummell era el árbitro de la elegancia… ¿quién es el árbitro de las capacidades físicas? (nos interesa que sea un funcionario que esté en buena forma física).

l081600_0

Jonhoa oteando: Joder, sí que van fuertes… ya no les veo ni con los prismáticos!!

¿Qué hay de malo en el uso público deportivo de los ENP?. ¿Las pulsaciones por encima de 120 afectan a los ENP?. ¿Si llevo al cuello unos prismáticos me convierto en el John James Audubon de la bicicleta de montaña?. ¿Y si además llevo unas runas y me abrazo a un árbol en bolas?.

WhatsApp Image 2017-05-08 at 17.15.42

Performance en el Faig Pare

Publicado en Medio Natural | Deja un comentario

Las monjas de la moral

He podido acceder al resumen de la jornada de Concienciación del buen uso de bicicletas en el medio natural que ha hecho la Coordinadora en Defensa de los  Bosques del Tùria.

Por desconocimiento no puedo valorar el mecanismo empleado para la concesión de los fondos públicos que se utilizaron en esta jornada. Ni en base a qué criterio se decidió adquirir las banderolas en determinado lugar o a determinado suministrador. Ya digo que lo desconozco pero estoy seguro de que se hizo rigurosamente.

Únicamente podría valorar el resumen de la jornada que realiza esta koordinadora si se hubiera hecho desde un rigor del que se carece a la vista simplemente de la terminología utilizada.

Así, se confunden términos como el de vía verde, el de senderista, el de caballista… e incluso el de medio natural.

  1. En primer lugar, se apropian del término senderista (el que discurre por senderos). Cuando los caminantes, paseantes, peatones, andarines, randonneurs discurren por senderos, están haciendo senderismo. Igual que cuando lo hacen los runner, los jinetes, los ciclistas, los nuevos de la marcha nórdica… Parece que algunos andarines hacen senderismo desde que se levantan de la cama. Hilando más fino aún, habría que diferenciar entre el sendarismo (discurrir por sendas no homologadas) y el senderismo (discurrir por senderos homologados). Pero no pidamos peras al olmo.
  2. En cuanto a la utilización del término caballista, se hace también de forma errónea puesto que no necesariamente un caballista es un jinete (y viceversa), que es a lo que realmente pretenden referirse.
  3. Y ahora… lo que motiva el tono de esta entrada… en cuanto a la distancia de 1,5 m que propone la koordinadora para el resguardo entre los ciclistas y los peatones, vinculándolo a la separación lateral mínima de 1,5 m que debe guardar un automóvil que pretenda realizar un adelantamiento a un ciclo o ciclomotor
    (artículo 35.4 del Real Decreto Legislativo 6/2015): en primer lugar quisiera señalar que hacer divertidos juegos de palabras con este asunto (sin contar los heridos de menor o mayor gravedad, 33 fallecidos en 2016 según la DGT) me hace pensar que algo no funciona bien en la cabeza del que alumbró la divertida chanza. O es un imbécil o es un psicópata (o más probablemente los dos). En segundo lugar, asumiendo esa distancia que arbitrariamente propone la koordinadora en reciprocidad con la que deben guardar los automóviles con los ciclistas, tomando por tanto como de aplicación el RDL 6/2015 para la circulación de ciclistas, en consecuencia debería tomarse como de aplicación también al tránsito de peatones (artículo 49 del RDL 6/2015 y el Capítulo IV del Real Decreto 1428/2003). Y digo bien, peatones, ya que para este caso (RDL 6/2015) no serían senderistas, ni caminantes, ni paseantes, ni andarines, ni randonneurs, serían peatones. Incidiendo en la distancia de resguardo entre ciclistas y andarines… si aceptamos que 150 cm es la distancia de seguridad que deben mantener los vehículos a motor respecto de los ciclistas, y tomando una diferencia de velocidad de 90 km/h entre el vehículo a motor (circulando a 120 km/h, máxima velocidad autorizada) y el ciclista (circulando por esa misma carretera a 30 km/h), podemos extrapolar y obtener la distancia de resguardo que debe mantener un ciclista respecto de un andarín: tomando una diferencia de velocidad de 15 km/h (el ciclista circula a la máxima velocidad autorizada de 20 km/h y el andarín a la media de velocidad caminando, 5 km/h), obtenemos una distancia de 25 cm. Puede parecer poco… pero es la misma relación entre vehículos a motor y ciclistas en carretera. Ojo que si redujésemos el límite de velocidad a 15 km/h, la diferencia de velocidad sería de 10 km/h y la distancia de resguardo podría reducirse hasta los 16 cm. Por supuesto, el intríngulis del asunto, donde radica el peligro, es en la energía cinética para tener en cuenta además de la velocidad, la masa en movimiento… pero para el caso de la relación ciclista/andarín, podría ocurrir que el ciclista pesara menos -incluso con su bici- que el andarín. Todo esto es -por supuesto- una boutade… pero de rango similar a la de ir pidiendo esa distancia de 1,5 m de resguardo entre ciclistas y andarines (y lo pedirán en sendas también?).
  4. En lo que se refiere a lo que denominan vía verde, no es tal. Vía verde es el nombre que reciben en España los recorridos peatonales y ciclistas en el medio natural resultado del acondicionamiento de infraestructuras en desuso, principalmente antiguos trazados ferroviarios o carreteras sin servicio. De acuerdo con La Fundación de los Ferrocarriles Españoles y su Programa de Vías Verdes, en el Parque Natural del Tùria no hay ninguna vía verde. La vía verde que hay más próxima es la Vía Verde de Llíria que nace en Llíria y muere en la CV-373 a su paso por Benaguacil, fuera por tanto del PN del Tùria. Puede que una terminología más adecuada para referirse al vial que vertebra el uso público en el PN del Tùria sea pista de tierra compactada multiusuario.
  5. En cuanto al límite de velocidad de 15 km/h que propone la koordinadora, no coincide con el de 20 km/h que recoge el propio Parque Natural , y que es el común en la regulación de los ENP de la Comunitat. A ver si va a ser que aquello nunca debió ser parque natural… Se ve que estas monjas de la moral no tienen suficiente con la limitación legal. Ea, pues que traten de cambiarla (suerte, se de lo que hablo).
  6. Y para acabar, según describen, al menos en uno de los puntos en los que concienciaron sobre el buen uso de bicicletas en el medio natural, aquello ni es
    medio natural ni se le parece. Se trata de un suelo totalmente antropizado, que además es inundable adscrito al Dominio Público Hidráulico. Quizá sean de los que creen que un jardín urbano es el medio natural (vale, es medio natural en la medida de que no es sobrenatural… tan natural por tanto como el 235 U). Aquello ni siquiera debería ser un Parque Natural (más allá de los parajes naturales municipales que ya estaban cuando la ocurrencia de ese Parque), y tan sólo debería ser lo que es: el único espacio al que pueden huir los vecinos de ciudades medio/grandes malparidas, y consecuentemente un espacio masificado (lo estaba la última vez que pasé por allí… no creo que haya mejorado… en todo caso no pienso ir para comprobarlo y acabar rodeado de homínidos). La solución entiendo que pasa por tratar de crear otros lugares en los que los vecinos puedan airearse, repartiéndose y bajando la intensidad de uso. Pero això es molt complicat. Es más fácil perseguir usos y prohibir.
1

Monjas de la moral

Que oye, si la Jornada hubiera sido sobre el Uso Público en los parques naturales (y no de persecución a los ciclistas), quizá podría haberse tenido en cuenta que es responsabilidad de los andarines cuando circulan mantener la atención y ser conscientes de que comparten la vía con otros usuarios (quizá si las bicis hicieran ruido de motor de combustión interna todo sería más sencillo, se apartan como corderos cuando escuchan un coche).

hfulton_guadalquivir_bilbao_2003_560px

La defensa del medio ambiente necesita urgentemente gente competente… y por supuesto, mano dura con los maleducados (sean andarines, ciclistas, jinetes u otros usuarios).

PD: yo era de los que se acercaba en bicicleta desde Valencia hasta Les Rodanes, o hasta La Vallesa. Dejé de hacerlo cuando la Conselleria decidió construir la autopista del colesterol que tantos problemas de uso público está dando (aunque de alguna manera se puede seguir utilizando parte del antiguo trazado con el que llegábamos a La Vallesa, y no está masificado).

Publicado en Medio Natural | Deja un comentario

Soporte casero para GPS Garmin Etrex 30x

Después de varios ataques pasivo-agresivos de mi hermano (hoy casi me pierdo, hoy no encontraba una senda… ya, ya), le he pasado mi antiguo GPS Garmin Etrex Venture CX que tan buen resultado me ha dado desde el año 2006.

Dentro de lo que ya parece una constante en mi vida, con el nuevo GPS… no hago cosas distintas. Y no sólo me refiero a que mis rutas no sean mejores (ni peores), me refiero también a que a pesar de haber adquirido junto con el GPS el soporte Garmin Etrex para la bici, de nuevo me veo apañando el famoso sistema del envase de limpia-zapatos Yak.

Resulta que el soporte para bici Garmin Etrex, requiere bridas (queda “fijo”, por tanto), y aunque ahora teóricamente puede llevarse en la potencia, esto puede no ser posible si la potencia que llevamos es corta (100 mm o menos).

DSCN3124-001

Así que repitiendo la operación que ya llevé a cabo con el anterior GPS, he adaptado el envase de limpia-zapatos Yak, con la única diferencia de que para los botones izquierdos he tenido que hacer un sólo agujero.

DSCN3126-001

No se si son cosas mías o ahora la caja del YAK es más endeble. Deben estar reduciendo la cantidad de polipropileno (en cumplimiento del artículo 3.2.f del Real Decreto 782/1998… o no).

Más artículos de mecánica AQUÍ.

Publicado en Mecánica MTB | Deja un comentario

Desobediencia civil

Sabíamos -y ya demostramos (click para descarga)- que la circulación de bicicletas por las sendas de los Espacios Naturales Protegidos (ENP) tiene un potencial impacto ambiental bajo, y similar al de los andarines cuando discurren por esas sendas. Tras una reciente reunión, desde la administración medioambiental de la Comunitat Valenciana nos han aclarado algunas cosas:

  • La problemática de las bicicletas en las sendas de los ENP no es ambiental, deriva de un supuesto conflicto entre usuarios. En apariencia es una cuestión de seguridad sobre infraestructuras municipales (en las que medio ambiente, sin embargo, se considera competente). Esto se podría resolver mediante unas simples ordenanzas municipales, que establecieran códigos de conducta en las sendas (como hacen incluso para la circulación de peatones por las aceras… ver el Título VI de la Ordenanza de Circulación del Ayuntamiento de Valencia). Cuestiono además el supuesto conflicto en las sendas entre ciclistas y andarines, puesto que las únicas quejas que presentan los andarines tienen que ver con los cazadores (Borrador del PUP del PN de la Sierra de Espadán. Tabla III. 4.17. Resumen de las quejas y sugerencias recibidas. Año 2009).
  • Los funcionarios de medio ambiente adscritos a ENP están en contra de la modificación de las leyes que en la Comunitat Valenciana penalizan (y digo bien, penalizan… porque la realidad es que no lo impiden) la circulación de bicicletas por las sendas de los ENP. Es un criterio subjetivo que dicen estar dispuestos a mitigar si el impulso político les fija una directriz contraria a su criterio (si, esos mismos políticos que modifican la Constitución con rapidez y facilidad, o promueven la desobediencia civil cuando se encuentran con una barrera legislativa, o directamente inician el proceso de desconexión, sea eso lo que sea).
  • La modificación de estas leyes “es muy complicada” (es, ¿o la han hecho?). Es un procedimiento diseñado para que sea farragoso y tutelado por los funcionarios de medio ambiente adscritos a ENP que están en contra de la modificación estas leyes… vamos, como si de cambiar la Constitución se tratara… oh, wait.
  • Priorizan la conservación frente a la dinamización de los ENP. Yo considero que es lo mismo, uno sin otro no tiene sentido, y menos en el modelo de sociedad al que nos han dirigido los Nerones que nos han venido gobernando: las personas y organismos que dependan de financiación externa para su supervivencia van a tener problemas a corto y medio plazo (los dependientes ya los están teniendo). No soy el único que piensa esto… el mecenazgo en los ENP no es fruto de la casualidad, este ejemplo es muy bueno. La tutela de las administraciones superiores a los municipios que forman los ENP se acabará cuando estos municipios se den cuenta de que les va la vida en ello, y que al fin y al cabo, el dinero y el territorio es suyo. Qui paga mana… o no, si llevan 20 años pasándote por encima con el rodillo “democrático” y no tienes conciencia de tu fuerza. Demasiados años de caudillo para que un simple cambio político cambie la manera de gobernar, y de ser gobernados. Será difícil cambiar la ponderación de fuerzas establecida en las juntas rectoras de los ENP, diseñada para doblegar a los municipios que realmente forman los ENP.
  • Están dispuestos a pasar de un modelo del no a la circulación de bicis por las sendas de los ENP, a uno caso por caso, sobre la base de la senda, la calidad del ENP y la afluencia. Obviamente, estamos de acuerdo, nuestro leit motiv al respecto es que se permita circular a las bicicletas por las sendas de los ENP que no estén prohibidas al uso público (a todo uso público, si es por cuestiones medioambientales o de intensidad de uso, y a depende qué usos si es por cuestiones de seguridad). La experiencia me dice que cuando la administración medioambiental gestiona la seguridad los resultados no siempre son buenos. La administración autonómica considera que andarines y ciclistas de montaña son compatibles cuando sus recorridos no se intercepten, y a la vez, considera que el senderismo, la actividad ecuestre y el tránsito rodado de vehículos a motor, son “actividades compatibles siendo especialmente importante que los distintos usuarios cumplan y respeten la normativa vigente, así como las prioridades de paso, la utilización de las zonas habilitadas y los códigos de conducta ética” (Borrador del PUP del PN de la Sierra de Espadán, Tabla III.6.10 Compatibilización de actividades de uso público en el PN de la Sierra de Espadán). Aclaro por si alguien está en shock: consideran que los andarines no pueden compartir sendas con los ciclistas de montaña… pero sí pueden compartir pistas con los vehículos a motor… eso sí, siempre que respeten la normativa vigente, así como las prioridades de paso, la utilización de las zonas habilitadas y los códigos de conducta ética. Es la servidumbre ante el vehículo a motor del españolito medio sintetizada por un órgano medioambiental. Además, parece que se olvidan de que un ciclista puede pasar a andarín, y de nuevo a ciclista, en apenas 3 segundos, (empujando la bici te conviertes en andarín). Así que una prohibición en una determinada senda sólo implicaría algo tan ridículo como que llegados ciclando a esa senda, sólo tendríamos que descabalgar para hacer senderismo -esta vez- como andarines empujando una bici. Coherencia a tope da powa.

La sanción por circular en bicicleta por sendas en los ENP de la Comunitat Valenciana va de 600 a 6.000 € (si la infracción es tipificada como leve). Algo medido y ponderado frente a la clase de delitos a que nos tienen acostumbrados los que hacen y deshacen las normas.

Frente a este estado de cosas, la desobediencia civil (concepto inventado por Henry David Thoreau, anarquista al que se considera padre del ecologismo) se define como el acto de desacatar una norma -por lo general, una norma jurídica- de la que se tiene obligación de cumplimiento y que su transgresión puede acarrear inevitablemente un castigo. El término “civil” indica que el objetivo principal de la desobediencia es traer cambios en el orden social o político que afectarían la libertad de los ciudadanos.

“Hay momentos en que toda la ansiedad y el esfuerzo acumulados se sosiegan en la infinita indolencia y reposo de la naturaleza”

Es cualquier acto o proceso de oposición pública a una ley o una política adoptada por un gobierno establecido, cuando el autor tiene conciencia de que sus actos son ilegales o de discutible legalidad, y es llevada a cabo y mantenida para conseguir unos fines sociales concretos.

Para que un acto se clasifique como de desobediencia civil, se necesita que la acción se haga públicamente, que sea ilegal o que así lo clasifique el poder, y que al mismo tiempo quien cometa el supuesto delito sea consciente de sus acciones y motivos.

En base a todo ello, y siendo que la circulación de bicis por las sendas de los ENP no tiene efectos sobre el medio ambiente, presentando sólo un supuesto conflicto de usuarios que no comparto, comunico a quien proceda:

que voy a hacer sendas en los ENP respetando las prioridades de paso, la utilización de las zonas habilitadas y los códigos de conducta ética (que para el caso del ciclismo de montaña se traducen en este decálogo, click para descarga)

Con un país así, “Deseo por igual ser un buen vecino y un mal ciudadano”.

Publicado en Medio Natural | Deja un comentario

Cambiar unos platos Shimano Hollowtech

En primer lugar, los materiales y las herramientas necesarias:

DSCN2890-002

Obviamente hacen falta los nuevos platos, y aparte necesitaremos una llave allen del 5, una llave torx 27, la llave para las tuercas de platos Shimano y la llave para el tornillo de plástico que sirve para ajustar el grado de libertad de giro de las bielas Hollowtech (vale también un capuchón de rotulador Edding)

Después de desmontar las bielas, nos fijamos bien en cómo deben montarse los nuevos platos. Las marcas de los platos pequeño y mediano se alinean con el pin del plato grande (el que sirve para que si la cadena se sale, no se meta entre la biela y el plato), y todos, con la biela. El labio y grafiado del plato pequeño deben quedar hacia dentro (hacia el cuadro).  Todo esto es fundamental para que luego la cadena suba de plato correctamente.

DSCN2893-002

DSCN2915-002

Ahora soltamos el plato pequeño con la llave torx. Cuidado con los dientes de los platos.

DSCN2892-002

Después soltamos plato grande y mediano. Para soltar no me ha hecho falta la llave Shimano, pero ésta sería la idea:

DSCN2894-002

Bien, ahora limpiamos y volvemos a montar teniendo en cuenta la alineación de marcas con la biela.

DSCN2913-002

En la siguiente entrada elucubraré sobre el desgaste de la transmisión (platos, piñones y rulinas), comparando el material gastado con el nuevo (misma marca y modelo).

Más artículos de mecánica AQUÍ.

Publicado en Mecánica MTB | Deja un comentario

El tubeless es para ricos (simplifique tío)

Llevo de 6 años utilizando llantas tubeless. He montado neumáticos normales, tubeless ready y tubeless. He puesto líquidos selladores/antipinchazos de factura comercial y casera.

Después de este tiempo he llegado a una conclusión: el tubeless es para ricos (o alternativamente, para corredores profesionales que tienen mecánicos a su disposición).

A mí particularmente no me aporta ventajas frente a la simplicidad de una cámara tradicional combinada con una banda antipinchazos bien puesta (esta sí que es antipinchazos, no como el líquido, que -si acaso- lo repara cuando ya has pinchado)

Los inconvenientes que bajo mi punto de vista tiene el tubeless son:

  • Mayores costes de inversión (requieren mayores plazos de amortización). Llantas y cubiertas más caras (y más pesadas). Dejando de lado la posibilidad de romper una llanta tubeless (aleja de mí este cáliz), existe la posibilidad muy real de cargarse una cubierta de 60€ en su primera salida… ya digo, para ricos o esponsorizados.
  • Mayores costes de mantenimiento. O eso estimo, porque en mi caso los fabricantes me engañaron -una vez más- y ahora me lo hago sola, pero gente con menos maña/tiempo dependerá del mecánico para montar, cambiar válvulas, cambiar líquido, limpiar llantas de pegotes resecos con cada cambio de cubiertas, talonar cubiertas (con o sin compresor… por cierto, impagable imagen la del biker de peregrinaje por las gasolineras, a la búsqueda de un compresor que no sea de los de moneda que soplan aire con la intensidad de un asmático… inviable para talonar cubiertas tubeless). A lo que me refiero es que si eres rico puedes delegar el mantenimiento del sistema tubeless en talleres mecánicos (alternativamente, puedes tener el soporte de mecánicos que tiene un ciclista profesional). ¿Y los pobres…? Los pobres tenemos que gastar tiempo en gestionar un sistema más complejo que el tradicional, en vez de simplemente salir a pedalear.
  • Dificultad en el montaje: tanto en lo que se refiere a montarlas en el taller como a montarlas en el monte si es que te has visto obligado a desmontar por un pinchazo que no sella ni el líquido ni una mecha. La última fue un clavo que me entró por la banda de rodadura y cuya punta salió por el flanco: imposible aflojar la arandela de la válvula para meter una cámara… menos mal que apareció un gitano montaraz con la fragoneta cargada de herramientas (?) y pudo dejarme dos (2) alicates. Luego claro, al hinchar la cámara no hay manera de que talone bien la cubierta en la llanta tubeless si no tienes jabón (quién no lleva jabón al monte?, y parches, y mechas y una cámara de repuesto, claro). Total, vuelta a casa con la rueda haciendo eses (imposible talonarla del todo) y sin huellas dactilares (por tratar de soltar la arandela de la válvula infructuosamente). Creo que a lo de no tener huellas dactilares le puedo sacar partido.
  • No evita los pinchazos. Como mucho se autoreparan mediante el líquido o con mechas… o desmontando para meter parches o una cámara.
  • Corrosión en las llantas. Tras 6 años de uso con líquido antipinchazos, las llantas Mavic Crossmax ST presentan puntos con corrosión, básicamente junto a la válvula (aunque no sólo). Claro, el fabricante me dirá que es que sus llantas no están pensadas para montajes con líquido… pues ya me dirá, entonces, cómo evito los pinchazos… e incluso cómo se logra la estanqueidad en muchas cubiertas tubeless y en todas las cubiertas tubeless ready (ambos sistemas no son estancos sin la ayuda del líquido). Esto es algo que no importa ni a los ricos, ni a los corredores profesionales… a mí, que trato de estirar el material pasando por encima de la última y más mejor I+D que las marcas hayan puesto cada año en el mercado, me duele.
  • Huevos en las cubiertas. Aunque he utilizado cubiertas que no han padecido la huevería (tanto tubeless como tubeless ready como no tubeless), también me he encontrado con unas tubeless ready con huevos (Hutchinson Cobra) y no tubeless con huevos (Specialized The Captain Sport). En el caso de las tubeless ready fueron absolutamente prematuros, y acompañados además de grietas en los flancos… afortunadamente me la cambiaron. En el caso de las Specialized The Captain Sport, se hicieron adultas (les salieron los huevos) al final de su vida útil, así que no dolió tanto. En definitiva, un sistema que tiene que apoyarse en el líquido antipinchazos para asegurar la estanqueidad de la cubierta… puede acabar deteriorando la cubierta, y la propia llanta. A cambio tendremos muchos huevos.
  • ¿Y esas manchas…?. Sí, has pinchado, y como ibas pedaleando mientras sellaba, has quedado moteado, y tu bici, tu casco, tu mochila y tus gafas también. Esto es lo que hay.
  • Válvulas obturadas. El líquido antipinchazos acaba siendo una suerte de colesterol para la válvula tubeless, reduciendo su vida útil, o al menos, la del obús.
  • La receta de la abuela. Intentando reducir el coste de la tecnología tubeless, me veo preparando la receta de la abuela para satisfacer a mi bolsillo, en vez de preparar ricos platos que satisfagan cuerpo y mente.

Que sí, que habitualmente una vez pinchado, el tubeless puede autorepararse, o repararse con facilidad sin desmontar (con mechas)… pero es que un sistema tradicional con bandas antipinchazos (insisto, bien puestas), pincha menos que un tubeless. Como ejemplo, en una ruta de 800 km mi compañero llevaba bandas antipinchazos, y yo tubeless… él pinchó una vez… y yo tuve que meter tres mechas (es decir, al menos tres pinchazos que no selló el líquido… más los que sí que selló).

Es un sistema que padezco porque me vino impuesto en una de mis bicis, sino de qué. A la siguiente simplificaré con llanta tradicional (en la medida que mejor les parezca a los fabricantes, claro).

Publicado en Mecánica MTB | 12 comentarios

Andorra, es otra historia

La mayoría de los espacios naturales no son una foto fija, son el resultado de una constante evolución junto con sus pobladores humanos ya desde su propio origen. Son el resultado de la interacción entre la naturaleza y el hombre a lo largo de los siglos, el fruto del duro y poco rentable trabajo de los sectores agrícola, ganadero y forestal.

En el siglo XXI, la crisis del sector primario, a la que en ocasiones se suma la regulación de los usos, obliga a buscar nuevas ideas para mantener unos espacios naturales que sus habitantes han conservado hasta el día de hoy, sin ayuda de los recién llegados de la administración.

La situación económica y las regulaciones han forzado a los habitantes de estos espacios a pasar del sector primario al sector servicios. Jugándose la supervivencia, sólo les queda probar la baza del turismo atraído por los valores ambientales que esos espacios tienen para los urbanitas.

Tratando de sobrevivir en su paso del sector primario al sector servicios, los habitantes de estos espacios naturales tratan de atraer al turismo, sufragando infraestructuras (por ejemplo la señalización de senderos) e impulsando la iniciativa privada. Y en vez de fomentar la dinamización socioeconómica de los municipios que forman estos espacios naturales, la administración considera que el uso público de estos espacios naturales sólo trae impactos negativos.

Un espacio natural no es -o no es sólo- un museo de la naturaleza. Desde una obsoleta concepción de la naturaleza, la administración considera que cualquier visita, cualquier uso público, sólo genera impactos negativos sobre estos espacios naturales.

Pareciera que quisieran crear una reserva india en la que quedara perfectamente conservada una foto fija de la flora, fauna y etnología de la zona. Una vía podría ser la derivación de fondos económicos, el sustento encubierto de estos aborígenes para que hicieran el teatrillo naturalístico delante de los turistas: tippies, fumemos la pipa de la Paz, rostro pálido hablar con lengua de serpiente, etc (al menos en EEUU a los nativos americanos les permiten leyes laxas, y abrir casinos y tal)

Independientemente de que es cuestionable cuál es la foto fija a conservar (¿la del s.XXI, o quizá las del s.XVIII, o puede que la del s.X?), parece que el camino no es la creación de reservas indias. El camino debe ser la promoción del uso público de los espacios naturales, en una apuesta por un sector servicios fuerte y que rentabilice el espacio natural a sus habitantes (como siempre ha hecho hasta la intervención regulatoria de la administración), propiciando la generación de rentas dignas, frenando la despoblación (ocupación sostenible/empleo), protegiendo el paisaje y la calidad del medio ambiente.

Estos espacios naturales cuyo paisaje anteriormente había sido transformado por su aprovechamiento agrícola, ganadero y forestal, se está transformando de nuevo con la despoblación y el abandono de estos aprovechamientos. Los pastos, cultivos y bancales están siendo ocupados por la vegetación propia del monte, en una secuencia característica al que la sequedad del clima y la pobreza de los suelos no restan dinamismo. El abandono de estos aprovechamientos conduce a la pérdida de biodiversidad, como bien retrata Severino Pallaruelo en su excelente “José, un hombre de los Pirineos

No se puede regular los espacios naturales a espaldas a los habitantes que los forman. Son lo mismo. Regular el espacio natural sin atender las necesidades de los habitantes que lo forman es ir contra el propio espacio natural.

Un espacio natural que sigue sustentando a sus habitantes, antaño sólo en base a aprovechamientos agrícolas, ganaderos y forestales, y hogaño ayudado por un uso público ordenado, es un espacio natural vivo, un espacio natural que vale más que un museo de la naturaleza. Una vieja fuente de riqueza aún en esforzado funcionamiento, vale más que un museo estéril, limpio y reluciente, para la conservación de una foto fija del periodo de evolución del espacio natural que alguien ha decidido que es el que hay que conservar.

En el siglo XXI, el ocio ordenado puede ayudar al sustento de estos habitantes. Y el paisaje de estos espacios naturales seguirá evolucionando, esta vez con la inclusión del uso público. Las prioridades de la protección irán cambiando siguiendo la inevitable evolución de los sistemas naturales y sociales.

Andorra, sin duda es otra historia.

Publicado en Medio Natural | 2 comentarios