Descenso del Cabriel (y del Júcar) en MTB

Portada

Día cero. Jueves 03/06/10. Enlace entre Valencia capital y el río Cabriel.

Después de levantarme bien temprano para coger el tren a las 08:14 h en la estación temporal de Sant Isidre (estación en la que se cogen los trenes de las líneas C3 y C4 mientras se hacen las obras del AVE), hago el mismo trayecto que hice hace un año en mi ruta “Ademuz con amigos más cerca“, pero avanzando una estación más, hasta Camporrobles.

Saco una foto de la estación mientras el gps se sitúa, y salgo hacia “El diente y el quijar“, dejando rápidamente el asfalto, para subir por una pista bastante rota. La bajada se hace por una pista que en algunos tramos tiene la consideración de pista-trialera. Luego, entre campos de cultivo, voy hacia Villargordo. Justo antes de llegar, vuelvo a coger asfalto… buena prueba de ello es el zorrillo atropellado que me encuentro. Relleno agua en Villargordo, y me dirijo hacia el embalse de Contreras. Inicialmente se sube por la antigua carretera cortada, bajando hacia el embalse de Contreras por un sendero divertido y muy seguro.

Llego muy pronto, me registro en la Venta de Contreras. Dejo la bici a buen recaudo y me preparo para recorrer como senderista el Parque Natural de Las Hoces del Cabriel, única manera de no perdérselas, pues está prohibido atravesarlas sobre la bicicleta.

Cuando casi estoy de vuelta, me coge una tormenta que enseguida deja paso al sol. Me ducho, descanso un poco y ceno, sin olvidarme de pedir la comida que me llevaré mañana… cometo el error de pedir un bocadillo “de algo que me aguante hasta mañana a la hora de comer… por ejemplo EMBUTIDO…”

  • Datos IBP en MTB: Km día: 26´09, Velocidad media: 15´76 Km/h, Desnivel: + 330 m,  IBP:  24 AC
  • Datos senderismo: Km día: 12´17,  Desnivel: + 190 m
  • Alojamiento: “Venta de Contreras“, yo recomiendo. Alojamiento + cena + bocata para llevar: 20 €.
  • Cena: lentejas con arroz, filete con patatas, cerveza y de postre cuajada.

Día uno. Viernes 04/06/10. Embalse de Contreras – Balneario Fuentepodrida (Villatoya).

Me levanto muy temprano, y tras zamparme el desayuno que me había traído desde Valencia (en la Venta de Contreras dan desayunos a partir de las 08:30 h, y yo quería estar rodando a las 07:30 h), salgo en busca del río Cabriel.

En ausencia de permiso y para respetar la prohibición a la circulación de bicicletas por el P.N. de Las Hoces del Cabriel, deberemos retroceder parte del camino del día anterior, subiendo por carretera hacia la Fonseca, y descendiendo desde allí hasta la pasarela que atravesaríamos si hubiéramos venido desde la venta de Contreras por el interior del Parque Natural. Desde ese punto, se trata de circular siempre lo más próximos al río posible, pero inicialmente, deberemos salir del río, mientras superamos los tramos encajados de Las Hoces.

Superadas las Hoces, bajamos de nuevo al río que cruzamos por el impresionante puente de Vadocañas, junto al que se encuentra la venta del mismo nombre, en estado de ruina. Inmediatamente nos vamos a acercar mucho al río, rodando por el GR-66 que a tramos es un sendero que discurre entre una vegetación muy cerrada. Recomiendo perneras para evitar los arañazos de las zarzas. Poco a poco, llegamos al desvío a Los Cárceles, donde obligatoriamente deberemos reponer agua a tope si no queremos andar cogiendo de barrancos, o del propio río…

Retornamos a la ruta, para llegar a un sendero técnico, pero ciclable con precaución. Superado este tramo, volvemos a acercarnos al río, llegando a un punto en que la vegetación me impidió progresar. Saltando la valla del campo que está por encima (hay un árbol que se ha debido utilizar unas cuantas veces para ayudarse), progresaremos por este campo abandonado, no sin dificultad, hasta saltar de nuevo el vallado, y retomar la pista que nos llevará a la altura de Tamayo (al otro lado del río). Poco después llegaremos a un sendero que, a partir del cruce de un barranquete, es de ciclabilidad reducida. Prácticamente 1´5 km de empujabike.

Desde ahí, a través de pista y algún que otro sendero, pasando junto al refugio del Retorno, llegaremos a Villatoya, y cruzando el río, hasta el Balneario de Fuentepodrida. Lugar de descanso y recuperación de un día que me resultó muy duro. Mucho calor, y muy rompepiernas.

Por cierto, supongo que también me resultó duro porque me lo hice casi a base de barritas… cuando abro el bocadillo y me encuentro morcillas, chorizos y longanizas aplastuchadas desde la noche antes… comí un poco y lo tiré. He aprendido que EMBUTIDO y FIAMBRE no es lo mismo. Ya decía yo que el de la Venta de Contreras me puso cara rara cuando le pedí el bocata de EMBUTIDO…

  • Datos IBP: Km día: 80´18, Velocidad media: 12´32 km/h, Desnivel: + 1.548 m,  IBP:  128 BB
  • Alojamiento: Balneario “Fuentepodrida“. Yo recomiendo. Alojamiento + cena + desayuno: 50 €.
  • Cena: sopa de fideos, entrecot con patatas, vino y de postre flan.

Día dos. Sábado 05/06/10. Balneario Fuentepodrida (Villatoya) – Muela de Cortes.

Me levanto para bajar a desayunar a las 08:30 h. Desayuno self service de bebidas. Creí que el sólido eran las escasas magdalenas que había en las mesas… como pude las cargué con toda la mantequilla y mermelada… y cuando me lo había acabado, vino una camarera con las tostadas… Asumido que soy un ansias, salgo con un día espléndido, y no mucho calor.

Ruedo por la margen izquierda del río Cabriel, por una pista amplia y de buen firme, atravesando bonitos paisajes. Llega un momento que hay que atravesar el vado sanitario de una granja… con dos perros enanos-cabrones… sin miedo, los dueños de la granja me los quitaron de encima lanzándoles unas piedras como manzanas (y acertándoles duramente… eso a un urbanita como yo, le sorprende mucho).

Tras un pequeña subida, sigo pisteando hasta Las Casas del Río, donde cruzo a la margen derecha a través del precioso conjunto de puente y noria. Allí tomo un tramo de sendero, señalizado para senderismo. Luego sigo por pista hasta que a punto de llegar a Cofrentes, junto a unas instalaciones hidráulicas, tomo un senderito PR, corto pero muy divertido y seguro, por el que se desciende hasta una pista que me lleva a Cofrentes. Allí, como y me aprovisiono de agua, cena y desayuno.

Salgo de Cofrentes, por carretera con tráfico, que dejo para rodar por una carretera abandonada. Siempre por asfalto, subo al Alto de Alcola. La temperatura empieza a ser bastante alta. Justo al llegar arriba, aparecen unas rampas de cemento durillas. La bajada al Valle de las Sácaras es muy rápida. Abandonamos el asfalto, para tomar una pista de tierra. Justa a la izquierda hay una zona de picnic, donde sabiendo lo que me espera, hago un descanso a la sombrita, respondiendo a las curiosas preguntas de los dueños de una masía próxima, que me invitan a comer, pero ya voy comido.

Cuando los de la masía se marchan a comerse la torrá de chulles, salgo para subir a la Reserva Nacional de Caza de la Muela a de Cortes por el Cinto La Cabra. La subida es por una pista de tierra en buen estado, pero se hace larga. Arriba, tras la foto de rigor en el vértice geodésico, tomo una pista de tierra (tan apestosa como la recordaba), y luego me desvío hacía el sitio donde dormiré hoy: el porche de una caseta de montaña. Pero antes desalojo a una culebra de agua para darme un baño en la balsa.

Una vez cenado, no logro dormir de continuo hasta las 00:30, hora en la que las cabras montesas dejan de acercarse piafando, a oler al intruso.

  • Datos IBP: Km día: 61´25, Velocidad media: 11´57 km/h, Desnivel: + 1.546 m,  IBP:  123 AB
  • Alojamiento: vivac aprovechando el porche de una caseta en la Muela de Cortes.
  • Cena: bocata de jamón con tomate y de postre una caracola

Día tres. Domingo 06/06/10. Muela de Cortes – Villanueva de Castellón.

La noche es cálida y me despierto descansado. Desayuno maliciándome la posibilidad de vengarme despertando a las trasnochadoras cabras… Rodar de buena mañana por las pistas de la Muela de Cortes es un placer que difícilmente podrá entender alguien que no practique el ciclismo de montaña.

Bajo de la Muela por la carretera de Otonel, de mal firme y poco transitada. Bajo admirando el increíble cañón que ha labrado el Júcar. No entra en las fotos.

Poco a poco me acerco a Dos Aguas, finalmente por la CV-580 (cuidado con los moteros). Me tengo que desviar hacia Dos Aguas para comer y coger agua. Allí me como un bocata de tortilla de atún (de lata) que en el momento me supo a pescadote, y que estoy seguro que fue el que me acabo de fastidiar el día. Una vez comido, retrocedo para tomar una subida dura, por asfalto. Acaba pasando a pista de tierra, por la que llegamos a la fuente del barranco de Los Cazadores, y luego a la Cañada Real de Castilla.

En la misma fuente me coge la tormenta que venía escuchando. Se acabaron las fotos. Mucha agua, mucho viento y muchos rayos, y además la Cañada es muy poco ciclable, con un tramo de bici al hombro. Superado ese tramo, me encuentro con un tramo arcilloso que me fabrica inmediatamente un par de donuts de chocolate. Al apearme, mis zapatillas crían inmediatamente unas plataformas de chocolate. A punto de perder las formas estoy.

Alcanzo asfalto y poco a poco la lluvia va aclarándome, pero las calas y el cambio van mal. Y el pepcid no me quita el ardor de estómago. Así, poco a poco voy descendiendo, rodando por sitios por los que no ha llovido: Antella, Gavarda (cuidado con coger agua allí…) hasta llegar a Villanueva de Castellón. Allí me monto en el metro a toda prisa, aguantándome las ganas de vomitar hasta Valencia.

Al llegar a casa, vomitona de bilis y al día siguiente cagalera. ¿El agua de las fuentes de los días a atrás?, no creo, la cagalera por agua en mal estado es de más de un día. Creo que fue el bocata.

A pesar del mal sabor de boca que me dejó el último día, es una ruta muy interesante. No engañarse, se trata de descender el Cabriel, pero no es una ruta suave. Elegir días de poco calor.

  • Datos IBP: Km día: 95´60, Velocidad media: 12´71 km/h, Desnivel: + 1.691 m,  IBP:  138 AB
  • El track de la ruta.
  • Las fotos de la ruta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Travesías MTB. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Descenso del Cabriel (y del Júcar) en MTB

  1. biziosona dijo:

    Muy interesante la ruta! Y el hacerla en modo “ligero” mola aún más.

    Con una btt rígida también sería posible, no? Ando detrás de una para verano (ya que hasta ahora usaba una de carretera que rompí)… Me apunto la zona.

    Me ha molado el hotel con piscina! 😀

    Gracias por la crónica!

    • jonhoa dijo:

      Hola biziosona. Aunque la hice con una bicicleta de doble suspensión, no deja de ser una bici de rally, esto es, yo al menos no noto diferencia entre esa bici y una rígida (suspensión delantera). Eso sí, es una ruta de mountain bike de verdad, aunque lo de “Descenso del Cabriel” suene a paseo facilón. No me encontré el porche en el que dormí en la Muela de Cortes por casualidad… haciendo una ruta de un día por allí me lo encontré, y luego cuando diseñé la ruta supe perfectamente dónde dormir ese día. Inmejorable!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s