Los bosques españoles

“Los  bosques españoles”, serie de 13 capítulos que produjo ICONA en 1992. Merece la pena tomarse el tiempo necesario para disfrutar de cada uno de los capítulos. En dos semanas se pueden ver tranquilamente, en vez de a Belén Esteban marcando elegantes tendencias en la TV.

Ya se que es algo añeja, pero es lo mejor que podemos tener hasta que hagan “El bosque de los famosos”.

A disfrutar.

Capitulo 1. Presentación: La diversidad de nuestros bosques.

La Península Ibérica por su situación geográfica posee dos regiones climáticas claramente diferenciadas, la franja norte peninsular y el resto de la península. En la primera de ellas las lluvias son intensas y las temperaturas suaves si exceptuamos las zonas montañosas. Este es el dominio de árboles de hoja plana como hayas, robles o arces. En las zonas montañosas de los Pirineos abundan coníferas como el abeto, el pino negro o el pino silvestre. En el resto de la Península el clima es más seco y más frío, el árbol predominante es la encina, aunque dependiendo de las condiciones orográficas y de tipo de suelo pueden aparecer otros árboles como alcornoques, quejigos, rebollos o pinos. Una mención especial merece la vegetación canaria que poco tiene que ver con la de la península. Las formaciones vegetales más interesantes del archipiélago son los pinares de pino canario y la laurisilva o monte verde, constituida por árboles de hoja dura y lustrosa parecidos al laurel.

Capítulo 2. Historia: El tiempo del bosques.

El origen de la vegetación está claramente relacionado con las condiciones climatológicas. Estas, han ido cambiando a lo largo del tiempo por lo que la vegetación de tiempos pasados en la Península Ibérica era bastante diferente a la actual. Desde que el hombre se hizo sedentario comenzó a cambiar el paisaje drásticamente. El uso del fuego para arrasar grandes extensiones de bosque y la creación de herramientas favorecieron estas modificaciones del paisaje que con el trascurso de la historia se han ido acrecentando.

Capítulo 3. Nuestros bosques alpinos.

En los Pirineos, las especies arboreas predominantes son de arriba a abajo, el pino negro, el abedul, el haya y el pino silvestre. Pero el bosque pirenaico no se limita a estas cuatro especies, su mayor riqueza es el bosque mixto de robles, avellanos, tilos, abedules, o de hayas y abetos. Muchos de estos bosques se ven afectados por el hombre sobre todo en zonas cercanas a los pueblos y debido al turismo que cada vez tiene más auge en la cordillera pirenaica.

Capítulo  4. Norte: El reino de las hayas.

El haya es un árbol llegado a la península desde centroeuropa hace 7000 años. Sus principales vías de entrada fueron los Pirineos catalanes en Gerona y Navarra. Es un árbol que requiere grandes cantidades de agua para vivir, por lo que en la Península Ibérica se encuentra distribuido por la cornisa cantábrica y los Pirineos que son las zonas con mayor pluviosidad de España.

Capítulo 5. Noroeste-Galicia: Creatividad del bosque.

En Galicia dos hayedos dejan paso a bosques mixtos de diferentes especies. La competencia por el dominio del bosque es mucho más abierta. No obstante podemos decir que en cotas de altitud media el árbol predominante es el roble albar, aunque en los valles y zonas bajas los árboles dominantes son el carballo, el avellano, los arces, los fresnos o el castaño. Otro tipo de formación boscosa son las fragas, donde puede dominar el carballo, pero que suele estar cubierta de numerosos arbustos, helechos y plantas trepaderas. En el sur existen bosques típicamente mediterráneos con encinas y alcornoques. Unos árboles bastante extendidos de manera artificial son el pino gallego o el eucalipto. Lo que conforma un mosaico forestal de gran variedad única en toda la Península Ibérica.

Capítulo 6. Canarias: El arca de Noé.

La vegetación de Canarias es bastante distinta de la que podemos observar en la Península. En las zonas bajas donde el agua escasea las especies que predominan son el cardón y la tabaiba, por encima de esta zona encontramos palmerales de palmera canaria y algunos dragos. Más arriba, donde la influencia de los vientos alisios se deja sentir (traen importantes cantidades de nubes) aparece la laurisilva, la cual está considerada como un fósil viviente, porque ése era el tipo de vegetación que cubría extensas zonas por toda la cuenca del mediterráneo hace millones de años. Si seguimos ascendiendo nos encontramos con los pinares de pino canario, el cual presenta como rasgos más característicos, la posesión de sus acículas agrupadas de tres en tres, a diferencia del resto de pinos españoles que se agrupan de dos en dos y su capacidad para rebrotar después de sufrir un incendio. En las zonas más altas de las islas aparecen arbustos, como el codeso y la retama del Teide y multitud de plantas herbáceas perfectamente adaptadas para soportar las duras condiciones de vida de esos lugares.

Capítulo 7. Ronda y Gerona, el bosque mediterráneo privilegiado.

Debido a su situación geográfica en la zona de transición entre el continente europeo y el africano, los alcornocales de Girona y de Ronda gozan de unas privilegiadas condiciones climatológicas con una elevada pluviosidad y temperaturas relativamente suaves a lo largo de todo el año. Como ya hemos dicho, el árbol predominante es el alcornoque en ambas zonas, pero pueden aparecer también otras especies. En el caso de Ronda, junto al alcornoque habita el quejigo andaluz, restos de vegetación subtropical en lugares próximos a los cursos de agua y en las zonas costeras podemos encontrar pinos piñoneros. En Girona además del alcornoque, aparecen encinas en zonas algo más elevadas y secas, mientras que en las zonas más húmedas encontramos robles y hayas.

Capítulo  8. Entre Salamanca y Andalucía. Montes y dehesas.

Las lluvias oceánicas del atlántico influyen desde el suroeste hasta el centro de la Península Ibérica, esta es la zona de bosque mediterráneo subhúmedo. Las especies arbóreas predominantes son el alcornoque y la encina, aunque también aparecen otros árboles como el quejigo o el rebollo y algunos arbustos característicos de este tipo de bosque como el madroño, el lentisco, la cornicabra o las jaras. Cuando a estos bosques de encinas o alcornoques se los aclara obtenemos una interesante formación arbolada denominada dehesa. Las dehesas son muy importantes desde el punto de vista económico ya que de ellas se obtienen importantes productos alimenticios provenientes sobre todo del cerdo, la vaca o la oveja.

Capítulo  9. Tierras frías interiores: Del abandono a la regeneración del bosque.

En las zonas interiores de la Península Ibérica la ausencia de lluvias en verano y las bajas temperaturas que sufren en invierno hacen que las condiciones de vida para los habitantes y los bosques de estas zonas sean muy duras. Debido a ello desde hace unas cuantas décadas se está produciendo un importante abandono de pueblos y tierras en diferentes puntos. No obstante en muchos lugares de esta zona interior se está produciendo la regeneración espontánea de arbolado. Las especies que predominan y que más se están extendiendo son las encinas, las sabinas, los robles y los pinos. También hay que destacar que muchas zonas actualmente se encuentran cubiertas de arbolado (pinos, sobre todo) por las repoblaciones llevadas a cabo entre los años 40 y 70.

Capítulo 10. Tierras frías interiores: Comarcas de pinares.

Las comarcas de pinares son zonas que se encuentran generalmente asociadas a lugares montañosos. Los habitantes de los pueblos de estos parajes suelen estar estrechamente vinculados a sus pinares, ya que son una importante fuente de ingresos. Producen materias primas muy interesantes desde el punto de vista económico como madera, piñones, resina, actividades de ocio y esparcimiento, etc. Por lo que para estas gentes es muy importante que sus bosques estén bien gestionados.

Capítulo 11. El borde mediterraneo seco: La frontera del desierto.

La zona más seca de España está en la franja costera mediterránea. Aquí los veranos son largos, secos y calurosos y las lluvias escasean. Los únicos árboles capaces de crear bosques más o menos abiertos son la encina y el pino carrasco. El matorral adquiere una gran importancia en estos parajes, ya que cubre grandes extensiones de terreno evitando el avance de la erosión y la desertificación. Las especies más significativas son el palmito, el lentisco, el acebuche y la sabina costera. Además del desierto, el principal enemigo del bosque en esta zona son la agricultura, los incendios forestales y el turismo. La única solución a este problema está en la repoblación forestal.

Capítulo 12. Bosques de ribera: El dominio público hidraúlico.

Los bosques de ribera aparecen siempre asociados a los cauces de los ríos. Las especies arbóreas que podemos encontrar son sauces, fresnos, alisos, chopos, tarajales, cañaverales y carrizales. Las amenazas más importantes que padecen estos bosques son: la roturación de muchos de ellos para plantar otras especies como los chopos, la sobreexplotación de los acuíferos cercanos al río, el embalsamiento de las aguas del río y la contaminación de las aguas del río por vertidos urbanos o industriales. Conviene que conservemos estos bosques de ribera porque sirven de barrera protectora frente a las avenidas del río y porque son lugares privilegiados para el desarrollo de muchas especies animales y vegetales.

Capítulo 13. Conclusión: Hacia el futuro.

España posee el patrimonio forestal más importante de Europa. Sin embargo, muchas de estas masas arbóreas se han visto afectadas por la actividad humana a lo largo de la historia, debido sobre todo a la explotación maderera, al uso ganadero o a los incendios forestales. La manera más adecuada de conservar nuestros bosques, pasa por concienciar al público en general de que los beneficios que obtenemos del bosque son muchos (agua, aire puro, materias primas, etc.) y esto lo podemos conseguir mediante la educación ambiental.

Muchas gracias a Forestman

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio Natural. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s