Lo Delta (en BTT)

Utilizando el Albergue MN. Antoni Batlle de Deltebre como centro de operaciones, la idea fue diseñar -y realizar- un recorrido de dos días en BTT por el Parc Natural del Delta de l’Ebre, tratando de explorar sus espacios más característicos… y su gastronomía.

Pinchad sobre la foto para ver un video con todas las fotos.

Día 1. La margen izquierda del Delta de l’Ebre. 22/09/12.

Viaje en coche desde Valencia hasta Deltebre. Tras inscribirnos en el Albergue y dejar el equipaje, montamos las bicicletas y salimos. Atravesamos el pueblo  para alcanzar el río Ebro, que remontamos hasta girar para ir a buscar el mar rodando junto a campos de arroz en plena actividad.

Rodando junto a la playa del Arenal, nos dirigimos a la bassa de les Olles, y posteriormente hacia la punta del Fangar, cuyo faro ya vemos en el horizonte a través del port del Fangar. A partir del restaurante Vascos, el recorrido se hace muy duro, ya que se rueda sobre arena (recomendable cubiertas MUY anchas). No obstante la punta del Fangar es un curioso paraje que bien merece la pena el esfuerzo. La ida se hace junto a la orilla del mar, por la playa del Fangar, y la vuelta por el interior, por un camino balizado del que no se puede salir por restricciones medioambientales (nidificación de aves).

De vuelta del Fangar nos encontramos cerrado el camino de acceso al Canal Vell, lo que nos obliga a rodar nuevamente por la arena de la playa de La Marquesa hasta Riumar. Allí comemos, y posteriormente por una ruta ciclista llegamos hasta el mirador-zigurat de El Garxal, junto a la desembocadura del Ebro. Desde allí hasta Deltebre rodamos casi continuamente por carril bici (por el GR99-Camino Natural del Ebro), lo cual es de agradecer en un día que nos resultó sorprendentemente duro debido a los kilómetros de pedaleo sobre la arena.

Llegando al albergue, paramos en una gasolinera para aclarar las bicis, quitándoles los restos de arena y salitre del Fangar. Ojo, el sistema de esa gasolinera no lo conocía y la lie parda… la pistola de agua no es tal, no tiene gatillo… se pone en marcha automáticamente después de echar la moneda y pulsar el botón, por lo que si no la tienes agarrada (la manguera) al pulsar el botón se desencadena el Armagedón.

Para acabar el día, ducha, cervecitas por Deltebre, cena en el Nicanor y a dormir.

Poco más de cuatro horas sin paradas.

  • Alojamiento: Albergue MN. Antoni Batlle
  • Datos IBP: Km día:  64´44 km; Velocidad media en movimiento: 15´48 km/h; Desnivel: 234 m; IBPindex: 35 BC*

Día 2. La margen derecha del Delta de l’Ebre. 23/09/12.

Desayunamos en el Albergue MN. Antoni Batlle de Deltebre, atravesamos la población y cruzamos el nuevo puente sobre el Ebro. Tomamos carril bici pavimentado, que posteriormente pasa a ruta ciclista delimitada por kilómetros de vallado de madera, que nos lleva -siempre junto al Ebro- hasta el canal de la Isla de Buda, junto al que rodamos hasta la gola del Migjorn. Paramos para sacar fotos pero tenemos que irnos porque los mosquitos nos atacan como pirañas, algo realmente increíble.

Presas de los mosquitos, nos encontramos cerrado el camino que pensábamos haber tomado hacia l’Alfacada, y en nuestra alocada huida no somos capaces de centrarnos para encontrar un camino alternativo de modo que retrocedemos para dirigirnos luego hacia la playa de la Platjola, y posteriormente a la playa de los Eucaliptus. Se rueda por caminos de arena bien compactada por los turismos hasta que llegamos al Trabucador.

Al inicio del Trabucador hay una zona de aparcamiento de autocaravanas junto a un pantalán que da al port dels Alfacs. Paramos para comer un plátano y un curasán de chocolate. En el chiringuito rollo alternativo que hay nos clavaron 5 euros por dos latas de 33 cl de cerveza. Por lo alternativo será.

La barra del Trabucador también es de arena compactada por la multitud de turismos y todocaminos que por allí circulan. El camino del Trabucador está cerrado por protección medioambiental, de modo que se llega hasta allí para sacarse la foto básicamente.

Retrocedemos para dirigirnos hacia la Tancada, que vemos llena, pero llena, de pelícanos. Luego pasamos entre el Clot y la Encanyssada para dirigirnos al Poblenou del Delta. Pensábamos haber comido allí, pero viendo los precios, nos tomamos otra cerveza con unos cacahuetes.

Nos dirigimos hacia los ullals de Baltasar, y desde allí, vamos a buscar el Ebro, tomando un pasillo delimitado por vallado de madera que nos llevará hasta el puente sobre el Ebro, y desde allí hasta el Albergue, llegando desnatados (medio enteros) por lo escaso de la comida del día.

Desmontamos las bicis y las cargamos en el coche, nos aseamos un poco y nos cambiamos. Comemos en el Nicanor, y vuelta para Valencia.

Casi cinco horas sin paradas.

  • Alojamiento: Albergue MN. Antoni Batlle
  • Datos IBP: Km día:  85´41 km; Velocidad media en movimiento: 17´6 km/h; Desnivel: 324 m; IBPindex: 45 BD*

Desde el punto de vista turístico, el Delta de l’Ebre está muy bien organizado. Muchos km de carril bici, todo señalizado, paneles informativos, miradores, chiringuitos, restaurantes…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Travesías MTB. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Lo Delta (en BTT)

  1. circu dijo:

    Me encanto lo digo tambien para que conste jeje como si contigo no fuera suficiente jejej

  2. Jorge dijo:

    Hola que tal muy interesante la ruta, tienes los tracks de estas rutas que hicisteis, me gustaria hacerla. Un saludo y gracias

    • jonhoa dijo:

      Hola Jorge. Si en la entrada de blog pinchas sobre “Día 1. La margen izquierda del Delta de l’Ebre. 22/09/12” y sobre “Día 2. La margen derecha del Delta de l’Ebre. 23/09/12”, se abrirá la página de Wikiloc desde la que podrás descargarte el track.

  3. Jorge dijo:

    Muchas gracias, voy a estudiarlo, que igual la hago un fin de semana. Un saludo

  4. JoseBQ dijo:

    Gracias una vez más por tus rutas,… de lo que probaste, tienes algún consejo gastronómico por la zona?

    • jonhoa dijo:

      La verdad es que el viaje lo hicimos en un plan muy económico, lo que unido a los precios de los restaurantes, hizo que acabáramos comiendo platos poco ligados a las materias primas del Delta. Eso sí, otras veces que he estado por Vinarós, por Alcanar o por Sant Carles he comido de maravilla. En Vinarós un arroz a banda, unos musclos (mejillones) y unos langostinos impresionantes (eso sí, fue en el bar de la antigua lonja de pescado). Y en Alcanar y Sant Carles he comido unos arroces de verduras con almejas impresionantes, y unas caracolas como con pinchos (no recuerdo su nombre) que estaban también excelentes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s