La Caza vota, ¿y los ciclistas de montaña votamos?

Leo en la prensa que la caza, un sector que aglutina a decenas de miles de votantes, mide el compromiso de los políticos con su actividad. Emulando a la Federación Andaluza de Caza con su #LaCazaTambienVota, la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ultima las consultas a partidos para informar a sus socios de cara a las urnas.

Dejando de lado ese pienso para borregos futboleros que es el enésimo partido del siglo entre los parroquianos de izquierdas y los de derechas, algunos ciudadanos van a empezar a votar en función de SUS intereses. Un soplo de esperanza. ¿Acabaremos empoderándonos frente a una administración extractiva, chiringuitera y que dedica muchos esfuerzos a convencernos de la necesidad de su existencia?.

Sin título

A ver si nos vamos dando cuenta de que el Estado es sólo un gestor de servicios, no es nuestro padre, ni nuestra madre, ni nuestro pastor ni, por supuesto, nuestro amigo. Es algo que nos presta ciertos servicios y le pagamos por ello. Y que debe hacer lo que le pedimos. El Estado debe limitarse a estar al servicio del ciudadano, la única razón de su existencia es facilitarnos la vida al menor coste (bendito diezmo medieval, ojalá volviera), a no obstaculizarla y a no crear -a nuestro cargo- chiringuitos ideológicos donde apesebrar los votos que le aseguren perdurar en la poltrona. No necesitamos educación, que dirían David Gilmour y Roger Waters. Los adultos infantilizados, dependientes  mentales que necesitan ser pastoreados, que se paguen sus propios asesores vitales personales (y sus congregaciones religioso/chiringuiteras).

A ver si va llegando la hora de que el administrador de la finca empiece a limitarse a hacer lo que quieren los inquilinos, sin adoctrinamientos en la educación o en los medios de comunicación con el único objetivo de perpetuarse en el poder.

Asumiendo el papel de consumidores responsables, los cazadores han acertado y los ciclistas de montaña hemos errado en la estrategia negociadora.

Nadie se entretiene en tratar de convencer a la empresa de turno para que modifique sus productos. Compras lo que sea más acorde a tus intereses y a otra cosa. ¿Qué es eso de que hay que convencer a la Administración para que cambie la legislación que parió arbitrariamente para estigmatizar el ciclismo de montaña?. Lo que hay que hacer es votar de acuerdo a nuestros intereses, y quizá podamos cambiar al administrador de la finca que no quiere hacer lo que llevamos años pidiéndole.

Ahora sólo queda por saber qué partido político tiene más compromiso con el ciclismo de montaña, si es que alguno lo tiene.

IMG-20190428-WA0005

Votando con las lycras sudadas y las piernas chocolateadas. Visibilizando el ciclismo de montaña en el colegio electoral.

Anuncios

5 comentarios en “La Caza vota, ¿y los ciclistas de montaña votamos?

  1. Mucho me temo que el colectivo de ciclistas no ha sabido defender sus intereses con eficacia. No conozco las cifras exactas que describen el impacto económico de la industria del ciclismo, pero creo que es bastante importante. Si nos organizáramos como loby de influencia, seguramente obtendríamos mejores resultados. Hay que conseguir la influencia que le corresponde al negocio de la bicicleta.

    • Se ha tratado de implicar a fabricantes y tiendas, sin resultados prácticos. Bastantes Ayuntamientos de municipios enclavados en espacios naturales protegidos, con turismo de ciclistas de montaña, han aprobado en plenos mociones por las que se solicita la revisión de la normativa. Pero no se trata de tener o no el respaldo de fabricantes y distribuidores de material de ciclismo. Ni de tener o no el apoyo de consistorios. Vamos, que daría igual que nos dedicáramos a la papiroflexia… lo importante es el impacto electoral que puede tener un colectivo numeroso que se dedique a la papiroflexia y vote de acuerdo a SUS intereses, y no a su tendencia política. Los políticos deben ser la correa de transmisión entre los ciudadanos y los funcionarios. Ahora es al revés, los ciudadanos acaban haciendo lo que quieren los políticos y/o los funcionarios. Somos los que tenemos el poder, no al revés.

      “Será porque siempre he estado yo
      del lado del pescado que
      nunca había pensado que
      el pescado fuera a estar
      del otro lado”

      El Franquismo nos dejó en herencia un déficit democrático del que se aprovechan aún a día de hoy políticos y funcionarios.

      • En realidad, fabricantes y distribuidores están promoviendo con con su publicidad una imagen distorsionada del ciclismo de montaña, atrayendo además a cierta clase de practicantes que todavía distorsionan más la imagen del colectivo. Esta imagen distorsionada es la que luego utilizan los funcionarios que ideológicamente están en contra del cambio de normativa para atemorizar a sus jefes políticos.

  2. Al margen de dejar las derivas políticas e interpretaciones sociológicas de cada opinante, estoy de acuerdo en que hay que movilizarse como grupo, al estilo de pensionistas, cazadores,etc y no rogar sino exigir lo que es de recibo, y como contrapeso a las decisiones que los políticos toman contra los ciclistas en favor de “ecologistas” y otras faunas.

    • Hola Joaquín. Yo ya estoy mayor para rogar o para exigir nada en materia de ciclismo de montaña. Aunque estudié en el OPUS, hace tiempo que superé el handicap cristiano de que mis acciones deban ser coherentes con la ley de Dios (o las leyes humanas) para sentirme bien. Hago lo que me parece siempre que no perjudique a nadie, porque ya demostré que no es posible que las bicicletas erosionen el suelo (algo con lo que cualquiera que sepa de medio ambiente está de acuerdo, incluidos los funcionarios de medio ambiente). Cuando venga alguien que se comprometa a sacar del poder a los funcionarios que se han apropiado de la Conselleria de Medio Ambiente y a OBLIGARLES a modificar las leyes que estigmatizan a los ciclistas de montaña le votaré. Aunque sea con una pinza en la nariz.

      Después de seis años, 30.000 euros en abogados, horas de trabajo, desplazamientos para declarar, de una resolución administrativa negativa, de un recurso de alzada negativo, y de una resolución negativa de un tribunal de lo contencioso administrativo, esta semana se hizo firme una resolución positiva del TSJ que declara CONTRARIAS A DERECHO las actuaciones de los funcionarios de medio ambiente… que subjetivamente aplicaron leyes que no eran de aplicación de acuerdo a su propio y particular criterio (hacen lo que quieren porque son los buenos… o eso creen). Ni mención a la prevaricación, ni condena en costas, ni siquiera tuvieron que pasar el mal rato de declarar fuera de su paraiso privado. 6 años, 30.000 euros, horas de trabajo, pérdida de la salud mental… para únicamente volver a la casilla de salida, mientras otros se han pasado 6 años de almuercito.

      Hay que hacer algo con el lobby funcionarial… si esto es deriva política, espero que llegue a buen puerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s